Marcas y modelos

A finales de los años ochenta y principios de los años 90, la guerra entre los cuatro fabricantes japoneses estaba servida, y el duelo consistía en quien fabricaba la motocicleta deportiva con el mejor ratio de relación peso potencia.

Honda tenía la excelente RC30 y posteriormente la RC45, pero eran motocicletas tremendamente caras y sofisticadas. Es por ello que necesitaba introducir en el mercado una gran deportiva pero asequible a los usuarios.

La primera generación de la CBR 900RR (Fireblade en mercados como EE.UU) nació en 1992 sobre la base del 4 cilindros en línea refrigerado por agua y 16v del CBR 750RR pero incrementando la cilindrada a 893cc. Su potencia era de 122 cv a 10.500 rpm, bastante por debajo de una Yamaha FZR 1000 Exup, pero también pesaba 34 kgs menos. Destacaba su ligero peso de tan solo 185 kgs en vacío, dos kilos más que su hermana CBR 600F2, gracias a su espectacular chasis de aluminio y tamaño de una moto de cilindrada inferior.

Cuando las marcas y tendencias estaban apostando por las llantas de 17” en ambos trenes, Honda decidió montar llanta 16” en el tren delantero preparada para montar un neumático 130/70-ZR16 específico para ella, ofreciendo mayor manejabilidad, lo que le convirtió en una moto ágil pero a su vez sensible y nerviosa.

En 1994, se hizo un “restyling” del modelo, pero básicamente fueron cambios decorativos. En 1996, ya se realizaron numerosos cambios, donde los puedes leer en la prueba que está en la misma web.

Hoy en día (2017) todavía se pueden encontrar unidades en buen estado y a precio razonable, pero debido a su 25 aniversario y el modelo 92 al ser la primera de la saga 900, es una moto para coleccionar con un valor en alza.

A continuación puedes leer el reportaje publicado en la revista Solo Moto nº 834 de 1992

Descargar PDF

CBR 900 RR 1992