Marcas y modelos

La llegada al mercado español en 1977 de las nuevas Bultacos Streaker 74 y 125 causó una revolución. Destacaba su estética agrasiva y deportiva, su motor de seis marchas y su ligero perso. Posteriormente se hizo un "restyling" en 1979, naciendo la "blanca" no solo con cambios estéticos, sino también con importantes mejoras mecánicas. La Streaker hizo que la competencia se pusiera las pilas con la llegada de nuevos modelos como la Montesa Crono o la Derbi Coppa. Puedes ver más información en la prueba publicada en la revista Motociclismo Clásico nº 73 que detallamos a continuación, y en la prueba del Solo Moto nº 100 de 1977.

Descargar PDF

Descargar PDF

La Pursang era el modelo de cross de excelencia fabricada por Bultaco. Se fabricó entre 1967 y 1981 existiendo varias versiones, siendo las más populares las de 250cc y 370cc, aunque existieron otras cilindradas. Todas disponían de motores monocilindricos 2 tiempos y fiables, siendo una de las motos más valoradas en su época. Tenían un buen chasis y compitieron en varios campeonatos de Moto Cross, entre los pilotos más destacados, Jim Pomeroy o Harry Everts. 

bultaco pursang mk7

La Sherpa T 350 fue un modelo de trial fabricado por Bultaco, líder en trial junto con Montesa y Ossa en la década de los 70.  La gama Sherpa tuvo varias cilindradas y se fabricó entre 1964 y 1985. A finales de los años 70 la Sherpa 350 que venía derivada de su hermana de 250cc, competía contra la Montesa Cota 348 y la Ossa Mick Andrews replica. La Sherpa se caracterizaba por su  ligereza de unos 92 kgs de peso, con un motor de dos tiempos monocilíndrico refrigerado por aire (inicialmente de 250 y más tarde de 350 cc, además de las versiones juveniles de 74 y 125 cc), bastidor de simple cuna (excepto los versiones de 74 y 125 cc, en la que era doble), frenos de tambor, pareja de dos amortiguadores traseros y  horquilla convencional delante.  Las primeras Sherpas eran de color rojo y en el año 79 las que se fabricaron hasta el final de su vida ya eran de color azul.

Creada con la colaboración del mejor piloto de trial del momento, el irlandés Sammy Miller, la Sherpa T fue una moto revolucionaria que representó un punto de inflexión en la historia del trial, ya que el hecho de adoptar un motor de dos tiempos le otorgaba una agilidad de respuesta y una ligereza que contribuyó a hacer evolucionar rápidamente este deporte, arrinconando para siempre las motocicletas británicas con motor de cuatro tiempos que habían dominado la disciplina hasta entonces. Desde el mismo momento de su estreno oficial en competición, los Seis Días de Escocia de 1965, la innovadora Bultaco consiguió numerosos éxitos en todo el mundo, llegando a ganar campeonatos estatales, pruebas internacionales y campeonatos mundiales sin interrupción hasta que los problemas de la empresa, a principios de la década de 1980, la hicieron desaparecer de escena.

Hoy en día es una clásica preciada por los coleccionistas, no solo para competir en campeonatos de clásicas sino como joya de admiración en el garaje de su propietario.

A continuación, puedes leer la prueba publicada en la revista Motociclismo nº 582 de 1979.

Descargar PDF

Bultaco Sherpa 350

Dentro de la familia de las Bultaco, los modelos Metralla, eran motocicletas de carretera de grandes prestaciones y espíritu deportivo. Fue una de las sagas más carismáticas de Bultaco que se mantuvo en producción desde 1962 hasta 1979. La primera en aparecer fue la Metralla 62, con motor 2 tiempos, 200cc y cuatro marchas, que unos años más tarde, en 1967, evolucionaría a la denominada Metralla MK2, de 250cc, una de las motos que mayor renombre internacional dieron a Bultaco, gracias a los magníficos resultados obtenidos en las competiciones de motocicletas derivadas de las de serie, destacando las dos primeras plazas del Tourist Trophy de 1967. Además era considerada como la motocicleta de serie más rápida del mundo.

Bultaco metralla gts

Las últimas versiones de las Metralla, primero denominadas GT y posteriormente GTS, eran motos con un carácter más polivalente y confortable que habían perdido el carácter deportivo de sus antecesoras, como es el caso de la unidad que ocupa este reportaje. Su competencia más directa eran las Montesa Impala y las Ossa 250. La GTS corresponde a uno de los primeros modelos de 1977, con el característico color amarillo y frenos de tambor, que más adelante pasaron a ser de disco con llantas de aleación. Las últimas GTS fueron además el único modelo de la historia de Bultaco comercializado en diferentes colores.

La marca realizó un último intento de recuperar el prestigio de esta moto trabajando en una versión de 370cc, pero nunca llegó a fabricarse en serie.

A continuación puedes leer el artículo publicado en la revista Solo Moto nº 92 de 1977

Descargar PDF

A mediados de los años setenta, ante el boom de las motocicletas de trial, enduro y cross españolas, las fábricas buscaban un producto para satisfacer aquellos clientes menos exigentes que querían una moto para ir de excursión. El concepto trail no existía en aquel entonces, pero la filosofía era prácticamente la misma, una moto polivalente para todo uso y con la posibilidad de ir comodo incluso con pasajero. Bultaco lanzó al mercado su nuevo modelo Alpina con motor de 237cc y una potencia máxima de 14cv. La Alpina estaba inspirada en su prima hermana Sherpa, pero con un concepto más versatil para el día a día y un desarrollo de cambio más largo que la Sherpa lo que le permitía moverse con cierta solvencia en carretera también. La Bultaco Alpina destacaba por su calidad de acabados y funcionamiento. Como competencia tenía a la Montesa Cota 348 trail también con asiento biplaza. A continuación puedes obtener más información sobre este modelo leyendo el ensayo publicado por la revista Solo Moto nº 97 de julio de 1977

Descargar PDF

Bultaco Alpina 250