Marcas y modelos

En el año 1979, Morini disponía de un modelo de 500cc con motor bicilíndrico en "V" de aire pero con una estética conservadora. Sin embargo, en el modelo de 350cc Morini tenía la versión standard y la "S" de Sport. Es por ello que Morini decidió realizar lo mismo con su modelo de 500, sacando al mercado una versión Sport con un look más deportivo y con diferentes variaciones estéticas. Se podría decir que la Morini Sport es la misma que la base con un "kit" añadido, pero aunque pudiera ser así, la moto parecía un nuevo modelo, gracias a su chasis pintado de rojo, asiento más deportivo con colín, y sobre todo por la incorporación de semi manillares ofreciendo no solo una estética más deportiva, sino un comportamiento mejorado con mayor estabilidad a altas velocidades sin acusar los meneos de la versión standard.

A continuación puedes descargar y leer los reportajes de la época publicados en las revistas Motociclismo nº 619 y Solo Moto nº 183 de 1979

Descargar PDF

Descargar PDF

Moto Morini 500

En la década de los años setenta y principio de los ochenta las “Puch” de color amarillo robaban el sueño a la mayoría de jóvenes y adolescentes con carné de ciclomotor y carné A1 en versiones de 50cc y 75cc.

La firma Puch se remonta a 1891 cuando Johan Puch fundó su empresa de fabricación de bicicletas y en 1903 creó su primera motocicleta. Los orígenes de Puch en España se remontan a los años 40 cuando Alfredo Avelló que había creado Avelló y Cia, para posteriormente en los años 50 coger la licencia de fabricación de las motocicletas italianas MV Agusta para España y empezar una nueva etapa profesional en el sector de la motocicleta.

puch cobra mc75

Desde los años 50 la firma Avello S.A., han estado fabricando motocicletas bajo licencia de esta marca, con los nombres de MV Avello y MV Agusta, pero en esta época parece que en Italia están más interesados en desarrollar grandes motocicletas pluricilíndricas de 4 tiempos que en seguir evolucionando las más ligeras, sencillas y baratas de 2 tiempos, que parecen más fáciles de vender en el mercado español. Es por ello, que en Avello contactan con la Steyr Daimler Puch, uno de los más grandes grupos industriales austríacos, que entre otras cosas, fabrica desde hace años una interesante gama de ciclomotores y motocicletas ligeras con gran éxito.

En 1970, el acuerdo con los austríacos es un hecho y al poco comenzará en Gijón la fabricación de la primera Puch española en las cadenas que todavía fabrican MV. Es la Puch Trivel Borrasca, el primer modelo de una saga de máquinas, que con tecnología y nombre austríaco, pero con modelos propios españoles, serán para muchos la iniciación en el mundo de las dos ruedas.

El modelo que nos ocupa en este artículo es la Puch Cobra 75 TT, uno de los más carismáticos de la marca y con una continua evolución hasta la Cobra MC 82 refrigerada por agua de los años 80, siendo esta última versión de la estirpe Cobra.

A continuación puedes leer tres artículos publicados, dos de ellos en la revista Solo Moto nº 75 de 1977 y 99 del mismo año, y el otro artículo de la revista Motociclismo Clásico nº 79

Descargar PDF

Descargar PDF

Descargar PDF

Sanglas es una marca de motocicletas nacional cuya historia se remonta a 1942, tres años después de la Guerra Civil Española, pero las primeras ventas de motocicletas comienzan en 1947. La compañía fue fundada por dos jóvenes estudiantes de ingeniería de Barcelona, los hermanos Javier y Martín Sanglas con el apoyo financiero de su padre, industrial textil con el fin de crear una industria nacional de motocicletas.

La idea de los hermanos Sanglas fue fabricar una motocicleta de gran cilindrada para poder suministrar a los Organismos Oficiales como alternativa a las BMW, Zündapp y DKW. Después de un buen periodo de ensayos y más de 50.000 kilómetros recorridos las entregas a nivel formal comienzan en 1947 y en diciembre de 1948 han alcanzado las 200 unidades. En estos momentos Sanglas tiene una plantilla de 100 trabajadores y una planta de producción de 12.000 metros cuadrados donde contaba con todas las secciones necesarias para fabricar motocicletas, y todos sus componentes.

Los modelos de Sanglas siempre se han caracterizado por llevar un motor de 4 tiempos monocilíndrico, de tipo OHV inspirado en la casa DKW. La primera motocicleta tenía una cilindrada de 347,7cc y 14,4 CV de potencia a 4.800 rpm.

En 1958 la producción asciende a 500 unidades anuales, lo que conlleva ampliar la producción con el subsiguiente traslado de la misma de Pueblo Nuevo a una fábrica más moderna situada en Hospitalet de Llobregat. Durante la crisis de aquellos años se redujo la plantilla de 200 a 50 convirtiendo gran parte de los trabajadores en proveedores y exteriorizando algunos componentes, por ejemplo dotando a la nueva Sanglas 400 con motores Hispano Villiers bajo la marca Rovena.

Durante la vida comercial de Sanglas, los modelos más conocidos han sido las diferentes versiones de la 400cc. La primera versión “T” se comercializó entre 1964 y 1973, la segunda “T lujo” entre 1971 y 1973. Posteriormente apareció la “E” (1973-1976), y la “F” (1976-1980) fue la última 400 monocilíndrica. Existió una “400Y”, pero fue una versión que nació en 1979 con motor bicilíndrico Yamaha y 37cv que mejoraban las prestaciones de la monocilíndrica 500S (1976-1978) La 500S destaca por la incorporación de frenos de disco internos (inventados por Sanglas) y 32 CV a 6.700 rpm. Aprovechando el lanzamiento de la 500 S se modificaba la 400E presentando la 400 F con sensibles mejoras a nivel mecánico y de compresión para usar gasolina de 85 octanos, así como abandonar la dinamo en favor de un alternador, y otros aspectos como mandos,...

En 1977, se lanza la 500 S2 y Javier Sanglas se desplaza a Japón y alcanza un acuerdo con Yamaha para importar 3.000 motores bicilíndricos de 400 cc., si bien el gobierno obligó a cambio a que se exportaran un buen número de motocicletas. En 1979 Sanglas vende 3.000 motos equipadas con el motor de origen nipón.

La 500 S2 fue especialmente mimada por los Sanglas gracias a la experiencia adquirida de todos sus años anteriores, incorporando lo mejor que la industria auxiliar aportaba. En 1979 se presenta la versión de cinco velocidades (500 S2 V5), siendo este el último modelo comercial fabricado por Sanglas. A principios de los años ochenta, empezó el “boom” y liberalización de las motos japonesas, y Sanglas ya no pudo competir con ellas. Existió también un prototipo monocilíndrico de 750cc, pero por falta de presupuesto nunca vio la luz en el mercado.

La moto que os presentamos en este artículo es la Sanglas 500 S2 y la 500 S2 V5 (5 velocidades), la última versión de la monocilindrica de la casa Sanglas. A continuación puedes leer la prueba de Dennis Noyes publicada en la revista Motociclismo nº 627 y el reportaje de la revista Solo Moto nº 149 de 1978.

Descargar PDF

Descargar PDF

sanglas 500s2

 

Sanglas es una marca de motocicletas nacional cuya historia se remonta a 1942, tres años después de la Guerra Civil Española, pero las primeras ventas de motocicletas comienzan en 1947. La compañía fue fundada por dos jóvenes estudiantes de ingeniería de Barcelona, los hermanos Javier y Martín Sanglas con el apoyo financiero de su padre, industrial textil con el fin de crear una industria nacional de motocicletas.

Sanglas 400F

La idea de los hermanos Sanglas fue fabricar una motocicleta de gran cilindrada para poder suministrar a los Organismos Oficiales como alternativa a las BMW, Zündapp y DKW. Después de un buen periodo de ensayos y más de 50.000 kilómetros recorridos las entregas a nivel formal comienzan en 1947 y en diciembre de 1948 han alcanzado las 200 unidades. En estos momentos Sanglas tiene una plantilla de 100 trabajadores y una planta de producción de 12.000 metros cuadrados donde contaba con todas las secciones necesarias para fabricar motocicletas, y todos sus componentes.

Los modelos de Sanglas siempre se han caracterizado por llevar un motor de 4 tiempos monocilíndrico, de tipo OHV inspirado en la casa DKW. La primera motocicleta tenía una cilindrada de 347,7cc y 14,4 CV de potencia a 4.800 rpm.

En 1958 la producción asciende a 500 unidades anuales, lo que conlleva ampliar la producción con el subsiguiente traslado de la misma de Pueblo Nuevo a una fábrica más moderna situada en Hospitalet de Llobregat. Durante la crisis de aquellos años se redujo la plantilla de 200 a 50 convirtiendo gran parte de los trabajadores en proveedores y exteriorizando algunos componentes, por ejemplo dotando a la nueva Sanglas 400 con motores Hispano Villiers bajo la marca Rovena.

Durante la vida comercial de Sanglas, los modelos más conocidos han sido las diferentes versiones de la 400cc. La primera versión “T” se comercializó entre 1964 y 1973, la segunda “T lujo” entre 1971 y 1973. Posteriormente apareció la “E” (1973-1976), y la “F” (1976-1980) fue la última 400 monocilíndrica. Existió una “400Y”, pero fue una versión que nació en 1979 con motor bicilíndrico Yamaha y 37cv que mejoraban las prestaciones de la monocilíndrica 500S (1976-1978) La 500S destaca por la incorporación de frenos de disco internos (inventados por Sanglas) y 32 CV a 6.700 rpm. Aprovechando el lanzamiento de la 500 S se modificaba la 400E presentando la 400 F con sensibles mejoras a nivel mecánico y de compresión para usar gasolina de 85 octanos, así como abandonar la dinamo en favor de un alternador, y otros aspectos como mandos,...

En 1977, se lanza la 500 S2 y Javier Sanglas se desplaza a Japón y alcanza un acuerdo con Yamaha para importar 3.000 motores bicilíndricos de 400 cc., si bien el gobierno obligó a cambio a que se exportaran un buen número de motocicletas. En 1979 Sanglas vende 3.000 motos equipadas con el motor de origen nipón.

La 500 S2 fue especialmente mimada por los Sanglas gracias a la experiencia adquirida de todos sus años anteriores, incorporando lo mejor que la industria auxiliar aportaba. En 1979 se presenta la versión de cinco velocidades (500 S2 V5), siendo este el último modelo comercial fabricado por Sanglas. A principios de los años ochenta, empezó el “boom” y liberalización de las motos japonesas, y Sanglas ya no pudo competir con ellas. Existió también un prototipo monocilíndrico de 750cc, pero por falta de presupuesto nunca vio la luz en el mercado.

La moto que os presentamos en este artículo es la Sanglas 400 F, la última versión de la monocilindrica de 400 con todas las mejoras pertinentes en motor y bastidor. A continuación puedes leer la prueba de Jaime Alguersuari publicada en la revista Solo Moto nº 77 de 1977.

Descargar PDF

Sanglas fabricante nacional de motocicletas españolas especialista en motores monocilíndricos 4 tiempos, veía a finales de los años 70 que su ultimo modelo la Sanglas 500 S2 ya dejaba de ser competitiva. A finales de los 70 a pesar de la crisis que sufrían las fábricas españolas, se veía el comienzo de la luz a final del tunel para los usuarios que estaban impacientes de comprar motos japoneses de elevada fiabilidad y prestaciones. Por desgracia en España, seguiamos sufriendo de los restringidos cupos de importación y elevados aranceles. Las multinacionales japonesas tenían que asociarse con fabricantes españoles para poder vender sus productos en nuestro país. En esta época de transición Sanglas llegó a un acuerdo con Yamaha importando motores bicilíndricos de 400cc y 4 tiempos. Nació la Sanglas Yamaha 400 con un motor moderno sin apenas vibraciones de 6 velocidades y con 37 cv de potencia a 9.000 rpm, impensables para el motor monocilíndrico de Sanglas.

La Sanglas 400 Y nace en 1978 con la estetica de su hermana 500 S2. Sus prestaciones y fiabilidad lograron alcanzar un record de ventas de 3.000 unidades en 1979. Este modelo fue el último modelo fabricado por la casa Sanglas hasta el año 1982. Durante la comercialización de este modelo, hubieron unas mejoras y variaciones estéticas con el fin de seguir siendo competitiva. Los platinos de la primera versión y carburadores Amal que se desajustaban pasaron a unos mejores Mikuni a depresión y un encendido electrónico que cambiaron el funcionamiento del motor. La estética cambió por una más moderna a partir de 1980 llegando a un acuerdo con la empresa PUIG adoptando una carrocería de fibra y una silueta mucho más estilizada.

Finalmente ante la llegada de nuevos modelos japoneses con SEMSA, entre ellos la nueva Yamaha XS 400 en 1983, no tenía lógica mantener la fiable Sanglas que finalizó su producción en 1982, dejando hoy en día buenos recuerdos a aquellos usuarios que disfrutamos de tan fantástica moto.

A continuación descargando el PDF adjunto, puedes leer el reportaje que se publicó en la revista Solo Moto nº 170 de 1978

Descargar PDF

Sanglas 400 Y