Marcas y modelos

La Ducati Road 250 es hoy en día una de las pequeñas clásicas de Ducati. Disponía de un motor monocilíndrico de 4 tiempos sencillo refrigerado por aire aunque se caracterizaba por su distribución de piñones helicoidales encargados de transmitir el movimiento desde el cigüeñal hasta el árbol de levas. Este sistema aunque fiable daba algún quebradero que otro a su usuario o mecánico para poner a punto. Este motor también destacaba por sus elevadas vibraciones y un rendimiento de casi 25 cv a 7.000 rpm que no estaba mal para su época. La primera Road 250 se fabricó entre 1972 y 1973 aunque su producción se mantuvo hasta 1978, sustituyéndose por la STRADA 250. También se fabricó una versión Road de 350cc entre 1973 y 1976, sustituyéndose esta por los modelos Vento y Forza 350. Un detalle para los puristas nacionales es que estos modelos entre otros estaban fabricados por la fábrica española Mototrans bajo licencia Ducati. A continuación puedes leer los reportajes de 1977 publicados en las revistas Solo Moto nº 116 y Motociclismo nº 536

Ducati Road 250 Solo Moto

Ducat Road 250 Motociclisimo

ducati 250 ROAD

A finales de 1988, presentan la nueva Ducati 906 PASO en el Salón de Colonia, para comercializarse en 1989. Diseñada por Massimo Bordi y con el nuevo motor 906 bicilindrico de 904cc refrigerado por agua de 2 válvulas por cilindro y 88cv a 8.000 rpm, embrague en seco y 6 velocidades. Este modelo fue una apuesta importante para Ducati con el fin de competir con las motocicletas japonesas, destacando su exclusividad y parte ciclo más que la potencia máxima. No obstante es un motor poderoso y elastico, con un generoso par empujando la moto desde las 2.000 rpm hasta la zona roja.

El chasis toma la base de su hermana 750 pero con una geometría de dirección diferente. El ángulo de dirección tiene un grado menos y el avance se ha aumentado para ofrecer más manejabilidad y estabilidad, teniendo en cuenta que este ultimo punto era importante revisar debido a sus “pequeñas” ruedas de 16”. No se entendía porque Ducati no empleó ruedas de 17” siguiendo las tendencias del mercado. No obstante eso hoy en día no es de gran importancia para sus usuarios coleccionistas, que valoran más el diseño de la moto, su exclusividad y la delicia de su motor.

A continuación puedes leer y descargar la prueba publicada en la revista Motociclismo num. 1085 de 1988

Descargar PDF

Ducati Paso 906

Ducati, durante la década de los 70 se centró en el ámbito deportivo, consiguiendo grandes victorias y mucha fama mundial. Al finalizar la exitosa temporada, Ducati crea una versión comercial de la que utilizaron en el campeonato, la limited edition 900 SS Mike Hailwood Replica.

Aprovechando el tirón, Ducati decidió a finales de los 70 sacar modelos nuevos. La Darmah (el nombre proviene de un tigre que aparecía en cuentos infantiles italianos) fue presentada en 1977 era la sucesora de las 860GT y GTS, unas motos de turismo que no habían conseguido igualar el éxito de la rápida 900SS. Aunque la Darmah Sport de este artículo no tenía unas prestaciones con la 900SS ni lo pretendía, ya que su motor de 864cc no estaba tan apretado, este modelo llamó mucho la atención gracias a su imponente diseño. La Darmah tenía un diseño mucho más moderno que sus predecesoras en parte gracias al estilo de su depósito, tapas laterales y precioso colín.

El motor bicilindrico en “V” a 90 grados y refrigerado por aire con distribución desmodrónica, tenía unos carburadores de 32mm (40 en la SS) y unos escapes más civilizados y menos ruidosos con ello la potencia y velocidad punta se reducía considerablemente frente a su hermana más deportiva. No obstante esta Darmah tenía una faceta mucho más turística sin renunciar a sus genes deportivos y un chasis que permitía una notable estabilidad a elevadas velocidades.

Este modelo fue antes de la era Castiglioni, cuando en 1983 pasa a formar parte del grupo Cagiva.

A continuación puedes descargar y leer el reportaje publicado en la revista Solo Moto 30 número 180 de 1998.

Descargar PDF

Ducati Darmah 900 Sport

En los años 70, cuando las finanzas de Ducati no estaban en su mejor momento (Ducati en aquel entonces era una compañía propiedad del estado italiano que sufría grandes problemas financieros por mala gestión y falta de productividad), Fabio Taglioni ingeniero jefe de Ducati, empezó a diseñar la primera Pantah que salió a la venta en 1979 (el primer prototipo en 1977) en versión de 500cc y en color rojo con adhesivos de color plata con una potencia de 52 cv. La segunda versión de finales de 1979 y principios 1980 estaba pintada de azul cielo metalizado con adhesivos en rojo y azul. Su ligereza y excelentes prestaciones lograron que pudiese enfrentarse a las pesos medio nipones, aunque por aquel entonces la prensa la dejó en mal lugar por la mala calidad de algunos de sus componentes. A principios de 1981 la 500 cambia su carenado y adopta el mismo de la 600, más redondeado, que se lanzará al siguiente año.

En 1981 nació la versión de 583 cc, la 600 SL, con algo más de potencia, 58 cv a 8.500 rpm. Su motor bicilindrico en “V” a 90 grados refrigerado por aire y dos válvulas por cilindro, tenía embrague de accionamiento hidráulico, nuevos discos de freno, guardabarros delantero pintado y más cuadrado, pinzas de freno delanteras por detrás de la horquilla y algún ligero cambio más. Destacaba su chasis mutlitubular muy rígido y sus suspensiones duras, típico de motos italianas. El peso declarado era de 188 kgs, lo que no estaba nada mal para su época. Hay que reconocer que cuando apareció en el mercado fue una moto muy exótica aunque también cara de adquisición.

A continuación puedes descargar y leer las pruebas publicadas en las revistas Motociclismo num. 759 de 1982 y Solo Moto 30 num. 198

Descargar PDF

Descargar PDF

Ducat Pantah 600

Gilera fue la primera marca, para los “mortales o gente de pie”, en atreverse a fabricar una moto de serie sin horquilla telescópica delantera, lo que con su diseño futurista rompió con los cánones del momento.

El SSS (Single Suspension System) que utilizaba esta moto para la suspensión delantera con un tubo de 45 mm de diámetro,  es una suspensión delantera telescópica, pero no es una horquilla. Sistema utilizado en aviación, tenía sus pros y sus contras en el uso del mundo de la moto, aunque la valoración final era que una horquilla convencional la superaba en cuanto a rendimiento, reacciones, peso y seguridad al piloto. La torpeza de la dirección debido al SSS, se vio aumentada por el uso de unos neumáticos excesivamente anchos para esta moto, usando 120/60-17 delantero y 150/60-17 trasero, medidas usadas en una ZZR 1100 o una GSX 750 F.

Su carenado delantero tipo “delfín” rompió con los moldes del momento, buscando una gran penetración aerodinámica con un “CX” bajo. Su comportamiento a altas velocidades fue realmente bueno siempre que el piloto estuviese perfectamente integrado en el diseño de moto, en una posición muy agresiva e incómoda,  comportamiento que se contrarrestaba con su efectividad en uso urbano.

En lo que la CX también destacó fue en el alto nivel de acabados de todos sus componentes, carenados, tablero de instrumentos, conmutadores, calidad del aluminio en el brazo delantero de suspensión así como en el  basculante monobrazo trasero de Grimeca con lo que podemos decir que Gilera no escatimó en ello para dar a su CX una imagen “especial”

A continuación puedes descargar y leer la prueba realizada por César AgüÍ con fotografías de Jaime Olivares en la revista Motociclismo nº 1234.

Descargar PDF

 

GILERA CX 125